El tráfico de montacargas en las fábricas es un factor de alto riesgo si no se toman las precauciones necesarias. Los operarios, suelen manejar rápidamente, y tanto en cruces como en salidas pueden producirse choques o atropellos. Es importante colocar espejos de seguridad y control, en todas aquellas zonas donde exista peligro.